SINDROME DE PRIVACION SENSORIAL

SINDROME DE PRIVACION SENSORIAL

Siguiendo el anterior post sobre la Bibliografía recomendada con el fin de ayudar a los nuevos propietarios sobre educación y comportamiento de ese dulce cachorrito, queríamos compartir esta información sobre el llamado “SINDROME DEL KENNEL” del que hace poco no conocíamos y que me parece muy interesante.

No hay que olvidar que el éxito de tener una excelente relación perro-humano no es algo complicado pero sí conlleva cierto trabajo desde el inicio por parte de su criador como en su parte final con la educación dada por su nueva familia.

LA IMPORTANCIA DE ESCOGER UN BUEN CRIADOR

Esto es algo de lo que se habla mucho… Es muy importante escoger el mejor criador de nuestro nuevo cachorro… No tiene porqué ser el más caro ni el que mejor marketing muestre ni siquiera el que más campeones tenga. No es una decisión fácil pero tras realizar todas las preguntas que consideréis necesarias, junto con las pruebas de salud que os puedan mostrar así como las instalaciones donde viven el resto de sus ejemplares os pueden ayudar mucho para juzgar si son las ideales y si os facilitan toda la ayuda e información como para crear un ambiente de confianza que perdure más allá del proceso de compraventa del cachorro.

????????????????????????????????????

Cachorros con salidas periódicas al exterior para descubrir nuevas experiencias

Muchos cachorros son vendidos a través de anuncios de dudosa procedencia. Quizá sean baratos pero nadie vende duros a cuatro pesetas como se dice vulgarmente y en ese descuento económico sin duda dicho cachorro ha sufrido algún tipo de carencia… A veces se descubre que dicho cachorro no ha sido alimentado correctamente o no ha sido vacunado o desparasitado, proviene de padres enfermos o incluso dicho cachorro manifiesta graves enfermedades antes encubiertas.

En el “mejor” de los casos dichos cachorros son sanos pero han sido tratados desde su nacimiento por personas no cualificadas para su cuidado, bien por desidia o bien por ignorancia provocando en los cachorros problemas conductuales y emocionales que no son perceptibles a la vista pero que pueden convertir la bonita experiencia de tener un cachorro en una verdadera agonía.

QUÉ ES EL SÍNDROME DE PRIVACION SENSORIAL:

Se desarrolla cuando un cachorro es sometido a una falta de estímulos durante su desarrollo y se produce una malformación de las zonas nerviosas específicas de la gestión de las informaciones sensoriales. Se crea un defecto en el desarrollo de las conexiones interneuronales. Por consecuencia, son incapaces de adaptarse al entorno y sus cambios, sintiéndose a gusto sólo al encontrarse aislado. Estos pobres perros reaccionan con miedo o pánico, se comportan como si hubieran sido maltratados físicamente, huyendo y mostrándose en una postura encogida, la mirada asustadiza como si quisieran esconderse del mundo mostrando incluso algún gruñido en plena desesperación. No exploran ni olfatean durante el paseo.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Durante las primeras 12 semanas de vida del cachorro se desarrolla su umbral de sensibilidad a los estímulos. De esta manera, los estímulos que se presenten bajo ese umbral serán aceptados y el cachorro será capaz de adaptarse a ellos. Cuando se presenten estímulos por encima de ese umbral, el cachorro no será capaz de asimilarlos y desarrollará respuestas de miedo.

Cachorro descubriendo un nuevo juguete

Cachorro descubriendo un nuevo juguete

Cuando los cachorros viven durante meses en criaderos donde los caniles están aislados, mal iluminados, pobres en colores y ruidos, con escasa socialización y manipulación por parte de sus cuidadores excepto para alimentarlos o limpiar su jaula, serán propensos a padecer dicha patología, sufriendo además estados de ansiedad al ser expuestos a nuevos y ricos ambientes de estímulos a su llegada al nuevo hogar.

Asimismo, conviviendo con perros adultos que han crecido en ese mismo ambiente presentando también un umbral de sensibilidad bajo, éstos desarrollan ese mismo bajo umbral de sensibilidad por transmisión durante su desarrollo sin que exista un causante genético.

De igual forma, otro factor de riesgo serían los cachorros vendidos a muy temprana edad que al ser adquiridos, los nuevos propietarios por miedo a exponerlos a enfermedades contagiosas son recluídos en casa sujetos a muy pocos estímulos.

También puede ser un riesgo para la aparición del síndrome, los cachorros huérfanos sin que hayan tenido contacto con otros congéneres así como los que hayan sido sometidos a cirugías estando aislados durante semanas.

Mamá y su cachorro jugando al aire libre

Mamá y su cachorro jugando al aire libre

Existe muchísima más información sobre este tema y no quisiéramos alargarnos en exceso pero, ya que el único tratamiento eficaz para la curación de este síndrome es la prevención, pongamos especial atención en dónde compramos a nuestro nuevo amigo.

No Comments Yet.

Leave a comment